El Baldón: México el paraíso de la ignorancia

El Baldón: México el paraíso de la ignorancia

José Miguel Cobián

La invasión de Ucrania por parte del ejército del nuevo Zar Ruso Vladimir Putin ha dejado absolutamente claro lo demencial del nivel de ignorancia de un enorme sector de la población mexicana comenzando por el propio presidente de México. Paso a explicarme.

El presidente que siempre ha insistido en la autodeterminación de los pueblos y el respeto al derecho internacional, califica de conflicto (pelea) la invasión unilateral, no provocada. Un ataque despiadado de una potencia militar contra un país pobre no es condenada por la voz del primer mandatario, ignorando tanto los principios del desempeño internacional de la diplomacia mexicana, como la geografía.

México es un país que tiene frontera con Estados Unidos, el intercambio comercial de un día entre nuestros países equivale a 10 veces el intercambio comercial anual con Rusia. Miles de empleos de México, el bienestar de millones de mexicanos, dependen abiertamente de la buena relación entre ambas economías. 141 países han condenado en la ONU la invasión Rusa (México entre ellos gracias a los buenos oficios de Marcelo Ebrard), únicamente unos pocos, apoyan la acción criminal de Putin. Y nuestro presidente que sigue viviendo en la década de los 70´s por razones ideológicas no condena la agresión y mucho menos decreta un embargo comercial, que si bien, no tendrá efectos reales en la economía Rusa, si los tendría desde el punto de vista de solidaridad con el mundo libre.

México al no sancionar a Rusia se une al club de parias internacionales que protegen a Putin. Eso desde el punto de vista gubernamental, pero entre la población la situación es igual o peor. Muchos simpatizantes de Morena en su ignorancia consideran que el gobierno de Rusia es un gobierno comunista, y por ello, defienden públicamente, -sin el menor rubor- la salvaje agresión que está causando dolor y muerte en un país como Ucrania.

Los mexicanos defensores de Putin, ignoran que están defendiendo a un autócrata, a un ladrón que con la caída de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas se adueñó del país con una banda de criminales, la mayoría salidos de lo más violento y salvaje de la extinta KGB. Putin y su banda se adueñaron de las industrias y los negocios que poseía la antigua URSS que pasó a convertirse en su patrimonio personal, por eso, Putin y su grupo de asociados forman parte de los oligarcas más ricos del mundo.

Así, en su ignorancia, los jóvenes morenistas del estado de México emiten un desplegado influenciado por Yeidckol Polensky y sus allegados, defendiendo la invasión de Rusia a un país independiente. Tirando de lado la vocación pacifista de México, y convirtiendo su desplegado en estandarte para el resto de los simpatizantes de morena, que hoy por hoy están defendiendo una monarquía zarista disfrazada de democracia.

No encuentro nada más hilarante que escuchar a personajes que se asumen como de izquierda, defender ¡una monarquía!. Ni siquiera una democracia, sino a un dictador, que somete a su pueblo, que tiene a Rusia convertida en un país en desarrollo con un nivel económico similar al de México. Se entiende que los amlovers traten de defender a Rusia cuando el propio líder en su mañanera afirma: ¨Hay quienes están tuiteando en contra de la invasión cada 5 minutos… son conservadores dogmáticos¨. Es decir, desde la mañanera le dan línea a ese ejército de trolls y a uno que otro ¨queda bien¨, pero solo demuestran sumisión a quién no tiene la menor idea de lo que afirma, como es el caso de nuestro presidente.

¿Cómo nos verán nuestros socios comerciales? México recibe con los brazos abiertos a los aviones de Aeroflot, la aerolínea Rusa. México seguirá comprando fertilizantes a Rusia. México vive y come de las democracias occidentales, México aspira algún día a ser una democracia que permita el desarrollo de toda su población, y sin embargo se pone del lado de un tirano como Putin.

En su ignorancia aquéllos que se dicen de izquierda en Morena guardan un rencor histórico a Estados Unidos, por ello, todo lo que afecte a Estados Unidos les resulta atractivo. También en su ignorancia, desconocen la realidad política de Rusia, y consideran que sigue siendo el ejemplo que adoraban de un comunismo, que por cierto ya fracasó en todo el mundo. No queda ningún país comunista en el planeta. China tiene un capitalismo de estado, en el cual el líder sustituye al emperador, y el partido comunista chino es el camino para ascender en la pirámide de poder, siendo el partido el propietario de China y de los bienes de producción. Corea del Norte es una dictadura salvaje y violenta. Cuba es otra dictadura que mata de hambre a su población. Venezuela es el mejor ejemplo de cómo convertir a un país rico en un país miserable debido a una mala administración pública y a que un grupo –como en Rusia- se adueñe de la riqueza del país. Nicaragua es un estado fallido, el peronismo ha convertido a Argentina en un país del tercer mundo, cuando a principios del siglo pasado era uno de los países más ricos del planeta.

Hoy la izquierda pensante persigue una utopía, el crecimiento económico del capitalismo, controlado mediante las leyes, para evitar abusos de los más poderosos, y garantizar un crecimiento económico más justo y equilibrado para toda la población. Se busca eficiencia, eficacia, inteligencia, conocimiento técnico y científico. Es decir, la izquierda pensante busca todo aquello que la cuarta transformación repudia, pues ellos son una pandilla que también busca enriquecerse a costillas de los bienes del estado, para su beneficio personal.

Las pruebas están en todos lados para quien quiera verlas. El precio de los errores basados en criterios de personas ignorantes los vamos a pagar todos los mexicanos.

www.josecobian.blogspot.com / elbaldondecobian@gmail.com / @jmcmex

Comparte este artículo con el mundo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.