El subsecretario de Marina confirma este jueves que nunca tuvieron conocimiento de una niña con vida en el Rébsamen

Era la mañana del miércoles 20 de septiembre. El polvo se había disipado y el sol dejaba ver los daños, los damnificados, los edificios derrumbados. el desastre que había dejado el sismo de 7.1 grados que un día antes, en el aniversario del temblor del 85, golpeó a los estados de Morelos, Puebla y la Ciudad de México. Se necesitaban buenas noticias y estas parecían llegar del lugar menos pensado: el Colegio Rébsamen.

Poco después de las 09:00 horas de la mañana, se daba a conocer que los brigadistas que se encontraban en el lugar habían logrado encontrar a una persona con vida. Movió la mano. Era la señal que ellos estaban esperando.

No había tiempo que perder, de manera inmediata empezaron a trabajar. Noticieros Televisa se adueñó del caso y comenzó a transmitir cada instante de las valientes labores de los rescatistas.

El correr de las horas generaba tensión entre todos los presentes y entre quienes seguían la noticia por televisión; cada minuto contaba para rescatar a la pequeña. Aun así, las buenas nuevas seguían surgiendo "te confirmo que los brigadistas han tenido comunicación con ella", decía la periodista Danielle Dithurbide. Sin embargo, por la tarde, todo cambió. Llegó la confusión.

Cerca de las 18:00 horas, se informó, citando como fuente a los cuerpos de rescate, que el nombre de la estudiante era "Frida Sofía" y que tenía 12 años de edad. Además, la pequeña estaba en comunicación con dos de sus compañeros, noticia que dos horas más tarde estaría confirmando el escáner térmico al tiempo que los presentes rompían el silencio con aplausos.

El público seguía al pendiente de lo que parecía sería el milagro del sismo del 2017, el aliento y empuje que necesitaban.

A las 21:58 horas se aseguró que "Frida" tenía comunicación con no dos, sino cinco de sus compañeros. La esperanza crecía. Algo salió mal.

El caos inició cuando el periodista Risco compartió en sus redes sociales un video en el que un supuesto brigadista aseguraba que la niña "Frida Sofía Ledezma" ya había sido rescatada y que estaban buscando a sus padres.

Cuando le cuestionaron por qué no se había visto esto en la televisión aseguró que "no se puede ver este rescate porque son maniobras de alto riesgo y muy delicadas".

Este tuit obligó a Danielle Dithurbide a aclarar que en realidad, la niña no se llamaba así:

"La confusión. Reportábamos aquí que la pequeña que tenía vida y estaba dentro de los escombros se llamaba Frida Sofía. Lo informamos nosotros y el resto de los medios de comunicación, tanto así que ha sido una tendencia en redes sociales y se ha convertido en esta historia de esperanza y esta historia que el país entero está siguiendo.

Sabemos que el nombre de la niña no es Frida Sofía y lo sabemos gracias a las maestras que han tenido un papel clave en esta operación".

Aseguró también que la confusión fue por un rescatista le dijo algunas palabras que "se confundieron" y que él decidió nombrarle así.

A partir de ahí las redes enloquecieron. Aseguraban que la historia se trataba de un invento de la televisora para distraer la atención de otras personas u eventos políticos.

Como si algo le faltara a esta historia, cerca de las 12:00 horas de la noche, una falsa alerta sísmica obligó a detener las labores de rescate.

CLAVES

¿Qué ocurrió en este caso?

El nombre: Desde el primer momento la identificación de la persona que se encontraba en los escombros fue errónea. El nombre "Frida" habría sido dado por el brigadista como método de identificación, el Sofía, se cree surgió de algo que la pequeña habría dicho en su conversación.

El video: La grabación que fue publicada por Risco en su cuenta de Twitter causó confusión entre todos los usuarios de redes. En realidad, el brigadista no mintió, el hablaba de otra pequeña que había sido rescatada con vida horas antes.

Falta de comunicación: Los errores en la comunicación entre los brigadistas se hicieron evidentes durante la amplia cobertura televisiva. En algún momento se pidieron materiales para reforzar los escombros. Minutos después el comandante en jefe de la operación desmintió que estos fueran necesarios.

EL DESENLACE

No fue una realidad

"Frida Sofía" nunca existió. Todo fue una mentira. Ni como nombre, ni como niña. En realidad, la persona que se encuentra atrapada dentro de los escombros y que, hasta este momento, sigue con vida es una persona adulta. Así lo informó el subsecretario de Marina, Ángel Enrique Sarmiento.

Este jueves, a las afueras de lo que queda del colegio, el funcionario indicó que todos los niños "o desgraciadamente fallecieron o están en los hospitales o están a salvo en sus casas. Solamente en el personal de intendencia tenemos una duda que posiblemente fuera la persona que dan los rastros o indicios".

Aseguró que, la versión que se sacó con este nombre de una niña "nunca tuvimos conocimiento de esa versión y estamos seguros de que no fue una realidad".