Buenos Días

Los procesos electorales federal y local ya comenzaron. La mayor guerra política en Veracruz empezó.

Por primera vez en la historia, enfrentamos procesos concurrentes.

El PRI tiene como meta ganar las elecciones; y así sucederá, ganaremos la Presidencia de la República y recuperaremos la Gubernatura del Estado.

En ese contexto, los medios de comunicación son una herramienta poderosa para garantizar que existan condiciones equitativas en estas elecciones.

En el PRI, tenemos certeza que nos enfrentamos a un proceso en el que la sucesión de familia que se vive en el PAN nos va a llevar también a enfrentar un Gobernador que utilizará todos los medios posibles para hacer ganara su partido y a su propio hijo.

Nuestra estrategia es dar batalla en varios frentes, siempre del lado de las causas sociales y denunciar todas las anomalías que cometa la autoridad estatal. A partir de esas denuncias públicas, los medios de comunicación tendrán acceso a información que permitirá documentar el perverso juego sucesorio Miguel-Yunista.

Nosotros lo vamos a impedir, y en esa cruzada, el trabajo profesional de los periodistas veracruzanos será uno de nuestros mejores aliados.

Hoy, ya con un proceso electoral y político en marcha, externamos una primer preocupación el programa “Veracruz Contigo”.

Nuestra primera acción es exigir que se regule el Programa Social “Veracruz Contigo”, que aplica el Gobierno del Estado.

Y para ello, pedimos que se apliquen las mismas reglas que tienen los programas sociales federales del Gobierno de la República.

Que “Veracruz Contigo” tenga reglas de operación claras y específicas. Como primer paso, es necesario que su padrón de beneficiarios esté abierto a la consulta pública. Y también que señale las zonas prioritarias de atención.

Que se especifique la fuente de financiamiento que se ocupara y la meta de beneficiarios que se atenderá. Lo más importante, que se atienda con claridad cuando menos una de las seis carencias sociales definidas por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política Social, que son:

1. Acceso a la alimentación
2. Acceso a servicios básicos de la vivienda
3. Acceso a espacios y calidad de la vivienda
4. Acceso a servicios de salud
5. Acceso a seguridad social
6. Disminución del rezago educativo

La SEDESOL Estatal regala despensas y ha venido integrando un padrón de beneficiarios sin corregir ninguna carencia, con una visión asistencialista que bien podría mal utilizarse.

Si no hay transparencia en el padrón, no se puede conocer si algún beneficiario será parte de alguna estructura partidista oficial en los próximos comicios.

Sólo pedimos transparencia y rendición de cuentas.

Queremos competir y queremos hacerlo sin sesgos partidistas.

Y consideramos que para evitar una desigualdad en las condiciones de la contienda, es indispensable regular el Programa Social Estatal “Veracruz Contigo”.

Únicamente buscaremos que se cumpla con lo que establece la Ley de Desarrollo Social y Humano y su reglamento. La legislatura local, debe exhortar al Ejecutivo para establezca las reglas de operación del programa “Veracruz Contigo”, que haga público el Padrón Único de Beneficiarios y que emita la Declaratoria de Zonas de Atención Prioritaria, antes de que empiece el próximo año, a fin de evitar distorsiones partidistas.

Con esas medidas se generaría el marco jurídico apropiado para regular el Programa.

Por otra parte, pediremos a nuestros diputados en la Legislatura estatal, que con su investidura y atribuciones pugnen que se establezca con claridad en el Presupuesto de Egresos del Estado -que se presentará en estos días- el monto de los recursos que se proponen asignar a “Veracruz Contigo”. Pidiéndoles además que no esté permitida ninguna modificación presupuestal al Programa, y en que las zonas de atención prioritaria que defina el Gobierno del Estado, estén justificadas por todos los partidos su tipo de atención y meta de beneficiarios de dicho programa social.

Exhortamos a los Diputados locales que tomen conciencia de lo que se está jugando si se oponen a estas propuestas normativas.

“Veracruz Contigo”, tendría que haberse conformado por un programa presupuestario con indicadores de gestión y resultados precisos .Y es indispensable que puedan ser medibles, para saber si la propuesta de política social que está realizando el Gobierno es eficiente o no; o solamente es un programa asistencial electorero.

Los ciudadanos y los partidos deberíamos poder saber cuánto se gasta en adquisición o arrendamiento de vehículos, en personal de campo y en renta de las oficinas regionales que coincidentemente, se están abriendo en las cabeceras distritales.

El programa social “Veracruz Contigo” debe ser transparente para la sociedad y deberá rendir cuenta de sus alcances, para saber si es exitoso o no.

Queremos una política social que apoye al desarrollo de los sectores más desprotegidos, no aceptaremos la distorsión de lo social en lo electoral.

Si nuestros adversarios creen que tienen la mesa servida para atragantarse, deben saber que están equivocados.

Combatiremos también por las vías legales cualquier exceso de la autoridad.

En el PRI, hoy hablamos de frente y con claridad a la sociedad.

Nuestro interés es separar la administración pública de la política partidista.

Esto lo podremos lograr con la participación de los medios de comunicación, de la valiente y decidida prensa estatal, de los periodistas veracruzanos, que han actuado siempre con valentía y han enfrentado el exceso de poder, sin importar el partido del que provenga cada gobierno.