La llamarada emitida por la estrella ha alcanzado una intensidad de X8,3, donde la letra representa una clase de fulguraciones extremadamente grandes y el número hace referencia a su intensidad

De acuerdo con el Laboratorio de Astronomía de Rayos X del Sol, este domingo, el Sol volvió a emitir una fuerte llamarada solar.

La nueva llamarada emitida por el Sol ha alcanzado una intensidad de X8,3, donde la letra representa una clase de fulguraciones extremadamente grandes y el número hace referencia a su intensidad. La clase X es la más fuerte de las cinco existentes.

A penas el pasado miércoles el Sol registro una potente llamarada considerada la más potente de los últimos 12 años, fue de una intensidad de X9,3. La segunda fulguración potente, de una intensidad X1,3, azotó nuestro planeta este jueves, mientras que la tercera, con una potencia M8,1, se registró un día después.

La intensa actividad que ha manifestado el Sol, ha derivado en una tormenta magnética el pasado viernes, por lo que algunas personas podrían haber sufrido algunos malestares físicos. La liberación de masa coronal de este tipo de llamaradas 'queman' el campo magnético de la Tierra.

En cuanto a las eyecciones coronales de la segunda y la tercera fulguración aún no han llegado a la Tierra, de ahí que las posibles consecuencias puedan manifestarse en el transcurso de la próxima semana.

Mientras que la fulguración más potente en una década provocó problemas del sistema de comunicación en América y Europa, afortunadamente no causó daños en el funcionamiento de sistemas terrestres y satélites, ni al trabajo de la Estación Espacial Internacional que se encuentra en órbita.

Por otra parte

Una fuerte erupción solar podría afectar a las comunicaciones de onda corta en la Tierra, aunque su incidencia en China será menor, avisó la Academia de Ciencias de China (ACCh).

El Centro Nacional de Ciencias del Espacio de la ACCh detectó una erupción solar de clase X9,3 que emitía desde un grupo de manchas solares denominadas AR2673 a las 19:53 del miércoles.

Dichas manchas solares han desencadenado erupciones solares más de 10 veces desde el pasado domingo, y es posible que el fenómeno se reproduzca en los próximos días, señaló la ACCh en un comunicado.

Estas son las erupciones más intensas desde 2005 y es muy probable que alcancen en la Tierra esta noche o mañana, agregó la Academia.

Según la nota, las manchas pueden provocar fuertes perturbaciones en la magnetosfera, la ionosfera y la parte superior de la atmósfera, así como afectar al funcionamiento y la seguridad de los satélites.

Una erupción solar es una liberación violenta de radiación electromagnética en la cromosfera del sol. Las radiaciones que se emiten puede afectar a la ionosfera de la Tierra e interrumpir las comunicaciones por radio.