>Las reservas de SNES Mini se agotaron rápidamente por "fuera de nuestro control", asegura Reggie Fils-Aime

Los conocidos problemas con las reservas de SNES Mini en todo el mundo no se deben a una falta de existencias, al menos, en Estados Unidos. Reggie Fils-Aime, el presidente de Nintendo of America, ha explicado en una entrevista con el Financial Times (vía Polygon) que eran problemas "fuera de nuestro control" los que llevaron a que las unidades para precompra volaran en minutos.

Fils-Aime explica que el suministro de Super Nintendo Mini será suficiente y que los interesados en la consola no deberían pagar más del precio oficial en ninguna página web: "Recomendaría encarecidamente no sobrepujar para una SNES Classic en ninguna de las webs de apuestas".

Sin embargo, no ha aclarado si esto se refiere tan solo al modelo americano de SNES o si también será este el caso con el modelo de Super Nintendo Mini en Europa o Super Famicom Mini en Japón.

Por otro lado, el directivo ha asegurado que el problema de abastecimiento de NES Mini el año pasado no fue algo deliberado por Nintendo. Fils-Aime admite que, para establecer el número de unidades producidas, se basaron en los datos de ventas de otras réplicas de consolas fabricadas por otras compañías. El precio fue fijado para mantenerse alejado de máquinas como Nintendo DS o Nintendo 3DS.