Por Miguel Angel Cristiani G.

Muy bien por el anuncio hecho por el gobernador Miguel Angel Yunes Linares, en el sentido de que el presupuesto 2018 que este viernes entregará al Congreso del Estado, para su discusión y segura aprobación, alcanzará una cifra histórica de 113 mil 654 millones de pesos, lo que significa que tendrá un crecimiento de 11 mil 666 millones de pesos, o sea se contará con 11.44% más de dinero.

Ahora habrá que esperar el desglose que tendrán que hacer los titulares de las distintas secretarias y oficinas de despacho de la administración estatal, para conocer en qué se habrán de gastar esos 11 mil 666 millones de pesos que se aumentarán al presupuesto del año entrante, que como es bien sabido es el último del gobierno de Miguel Angel Yunes Linares y casualmente también se celebrarán elecciones.

El propio gobernador Yunes Linares adelantó que las prioridades en el presupuesto serán para seguridad pública, salud, educación, el combate a la pobreza, la obra pública y el apoyo al campo.

Aunque habría que cuestionar también a los veracruzanos para conocer su opinión respecto al ejercicio del presupuesto del gobierno del estado en este año 2017 que fue de 101,988 millones de pesos y cuál es la percepción ciudadana respecto a la forma en que se administraron esos miles de millones.

Hasta donde es relevante para los veracruzanos el hecho, por ejemplo de que se haya logrado bajar de 20 mil millones, a 6 mil millones de pesos, el déficit presupuestal que se tenía en la administración y que se espera terminar en cero el año próximo.

Porque al parecer, según comenta Pancho López el filósofo de mi pueblo, la perspectiva entre la población veracruzana es que si bien es cierto que se ha hecho una mejor administración de los recursos financieros, que se han destinado en buena parte a pagar la deuda heredada, también es cierto que en las distintas dependencias y secretarías no han hecho gran cosa, bajo el mismo argumento que se utilizó en el pasado simplemente de que no hay dinero.

Pero ahora sí, en el último año de la administración de Miguel Angel Yunes, se anuncia que habrá -al menos presupuesto- para las principales dependencias como son

-Seguridad Pública que tendrá un mega presupuesto con 4 mil 853 millones de pesos, lo que representa 681 millones de pesos adicionales a los autorizados para este año; un incremento del 16.32 por ciento.

Para el Sector Salud, se destinarán 12 mil 287 millones de pesos; 888 millones de pesos más para sostener la operación eficiente de hospitales, clínicas, y para comprar medicamentos; un crecimiento de 8 por ciento con relación al año anterior.

En Educación, se destinarán casi 42 mil millones de pesos, lo que representa un 37 por ciento del presupuesto total del Estado.

En Obra Pública, en 2018, se tendrá una inversión histórica: serán 2 mil 103 millones de pesos de fondos estatales. Un incremento de mil 635 millones de pesos, que equivale al 349 por ciento de aumento.

Se incrementará en un 25% el presupuesto de la Universidad Veracruzana (UV). En 2018, recibirá 2 mil 675 millones de pesos; 534 millones de pesos más que lo autorizado en el Presupuesto del año 2017, para que pueda fortalecer, fundamentalmente, la matrícula estudiantil y mejorar la calidad educativa.

El Instituto de Pensiones del Estado tendrá un incremento de más del 200%, con un presupuesto de 2 mil 261 millones de pesos; de tal manera que pueda cumplir sus obligaciones con los pensionados y jubilados.

La derrama económica del presupuesto alcanzará hasta a los municipios veracruzanos que recibirán, en el año 2018, 21 mil 451 millones de pesos.

Así las cosas, todo parece indicar que finalmente, empezaríamos a salir del túnel de la crisis económica, porque al manejar el gobierno del estado un mayor presupuesto -el más grande en la historia- también se deberá a reactivar la economía de los distintos sectores.

Búscanos en Facebook: Miguel Ángel Cristiani G.
En Twitter: @bitacoraveracru
Blog: http://bitacorapolitica.com
Página web: http://miguelangelcristiani.wix.com/news-blog-es