Por Miguel Ángel Cristiani G.

El gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares se dispone a cerrar lo que será el último año de su administración –como debe de ser- a tambor batiente, echándole todos los kilos al asador, ejerciendo el presupuesto más alto en la historia de la entidad que alcanzará la cifra de 113 mil 666 millones de pesos.

Comparado con el que se ejerce todavía en este año y que fue el que dejó aprobado la anterior Legislatura todavía en la administración de Javier Duarte que era de 101,988 millones de pesos, el año entrante se contará con un aumento del 11.44%.

Así lo dio en una conferencia de prensa desde el salón Venustiano Carranza en Palacio de Gobierno en la capital veracruzana, que fue transmitida por las redes sociales de Facebook, Twitter y Periscope.

Miguel Ángel Yunes anunció que en el presupuesto del año entrante seis serán los rubros que tendrán prioridad en el gasto que hará el gobierno del estado, en Seguridad Pública, Salud, Educación, Combate a la Pobreza, Obra Pública y Apoyo al Campo.

Otro anuncio importante que hizo el gobernador Yunes este jueves es que con el proyecto de presupuesto que habrá de entregar este viernes al Congreso del Estado para su análisis y discusión, se podrá estabilizar las finanzas públicas, sin contratar más deuda.

Para el año entrante se tendrá cero déficit presupuestal, pero además reiteró que se cumplirá con el compromiso de entregar a la Universidad Veracruzana el 3% de ese presupuesto, por lo que tendrá un incremento del 25% en lo recibido que este año fue ya de 2,141 millones de pesos y para el 2018 dispondrá de 2,675 millones de pesos.

Dijo que es un gran orgullo, para el gobernador de Veracruz, egresado de la Facultad de Derecho dar a conocer que el próximo lunes se publicará el decreto que da autonomía financiera a la Universidad Veracruzana y que mañana se estará dando cumplimiento al mandato constitucional de que el 3% del presupuesto del estado vaya a la Máxima Casa de Estudios, para que pueda incrementar la matrícula estudiantil y pueda mejorar la calidad educativa.

Otro anuncio importante es que al Instituto de Pensiones del estado se le aumentará su presupuesto en 201% al pasar de tener este año 750 millones de pesos a 2,661 millones de pesos para el último año de su administración.

También a la Fiscalía del Estado se le aumentará en un 15.3 por ciento su presupuesto.

Al inicio de su exposición el gobernador Yunes recordó que administraciones anteriores, durante los últimos doce años incurrieron en graves irregularidades y violaciones a la ley, que incrementaron irracionalmente el gasto, puso como ejemplo: solo en el último año 2016 duplicaron la nómina del Poder Ejecutivo, los fondos federales etiquetados para obras y acciones específicas fueron desviados, 65 mil millones de pesos, de acuerdo a datos oficiales de la Auditoría Superior de la Federación, incurriendo en múltiples actos de corrupción, que provocaron un severo desbalance en las finanzas públicas.

Para llevar a cabo estos procedimientos de extracción de los recursos estatales, utilizaron el método denominado “Licuadora”, es decir que en una sola cuenta concentraron los recursos de procedencia estatal y los recursos provenientes del fondo federal.

La captación de ingresos propios se dio de manera irregular y poco eficiente, por ejemplo un dato muy relevante, no se registraban en el presupuesto los intereses ganados por los recursos guardados en los bancos, los financiamientos para inversión pública productiva fueron desviados para otros fines, se metieron a gasto corriente recursos que estaban etiquetados para otros rubros, medicamentos, Universidad Veracruzana, municipios, Seguro Popular, entre otros.

Yunes Linares afirmó que en 2018 se busca estabilizar las finanzas públicas del Estado, teniendo un presupuesto equilibrado que verdaderamente de cuenta de la situación real de Veracruz..

El presupuesto 2018 es el mas alto en la historia de Veracruz, sin aumento de impuestos ni contratación de más deuda.

Para el año próximo, el compromiso es cerrar con equilibrio presupuestal, con cero déficit al 30 de noviembre de 2018.

El gobernador Yunes apuntó que el cambio estructural en Veracruz avanza, hemos logrado en 11 meses cambiar radicalmente el modelo de gobierno en todos aspectos, pero fundamentalmente en el manejo de los recursos de los veracruzanos.

Hoy ya nadie habla de desorden financiero, hoy ya nadie habla de corrupción, hoy podemos hablar de orden, hoy podemos hablar de transparencia, hoy podemos hablar de que los servidores públicos están comprometidos a que Veracruz vuelva a ser el mejor el espacio para invertir, para vivir, para desarrollarse, lo que hemos hecho en materia presupuestal ha representado un gran sacrificio, un gran esfuerzo.

Hemos tenido que hacer un ajuste importante sin afectar a los verdaderos trabajadores del estado, hemos tenido también que hacer un ajuste muy importante en el gasto superfluo que no tenía ninguna justificación mas que aprovechar los recursos del estado para que los servidores públicos vivieran con comodidad.

Hoy el gobierno del estado es un gobierno austero, un gobierno que no gasta más allá de lo que debe de gastar e invertir en los temas sustantivos para los veracruzanos, el cambio en materia presupuestal y en materia financiera es una realidad.

A partir de este cambio, en 2018 a Veracruz le espera un mejor futuro y de esta manera podemos construir para los años venideros, una mejor situación financiera, pero también a partir de un gobierno que no esté quebrado, construir un Veracruz distinto.