Por Miguel Angel Cristiani G.

En el marco de la celebración del día del Médico, se puso de manifiesto, una vez más, el grave desabasto de medicamentos e insumos que persisten -desde sexenios pasados- pero también siguen en la actualidad en los hospitales, clinicas y centros de salud en la entidad veracruzana.

Ya se ha repetido hasta el cansancio, una y mil veces, que, debido al saqueo de las arcas públicas del estado en la pasada administración estatal, quedaron importantes obras inconclusas y los medicamentos que debieran llegar a los centros de atención hospitalaria nunca se entregaron.

Perfecto, eso ya quedó muy claro, cristalino como el agua.

Que todavía no se hayan podido terminar todas las obras que quedaron inconclusas, eso también es entendible y hasta justificable.

Lo que no es justificable y mucho menos comprensible, es que cuando se va a cumplir el primero de dos años de la actual administración estatal -casi la mitad del mini gobierno- todavía se sigan esgrimiendo los mismos argumentos para no cumplir por lo menos con el abasto de medicamentos.

Y no hay que ir hasta la sierra de Papantla -como si todavía anduvieran en campaña electoral para “llevar un mensaje de aliento” a los humildes habitantes de esas comunidades que demandan atención y servicios médicos, simplemente, hay que darse una vueltecita por el Hospital Civil de Xalapa, a dos cuadras de Palacio de Gobierno, para constatar no solo la falta de insumos, sino el inhumano trato que sufren quienes tienen que acudir en demanda de atención médica.

Sería muy saludable, que el mismísimo gobernador del estado, cualquier noche de estas, caminara hasta el Hospital Civil al salir de palacio y les hiciera una visita al área de emergencia, en donde están los pacientes sufriendo por una mala atención, mientras los médicos que supuestamente los atienden están chateando por las redes sociales.

¡Un verdadero purgatorio del infierno!.

Si eso se presenta en Xalapa, la capital del estado, pues ya no quiero ni imaginar lo que ocurre en las comunidades serranas.

De igual manera, sería saludable, que los y las señoras diputadas del Congreso del Estado que integran la Comisión de Salud, se dieran un tiempecito, para ir a ver como funcionan los servicios de Urgencias en los nosocomios del estado, cualquier noche, en esta capital, cuando menos.

Porque el argumento de que en las pasadas administraciones se robaron todo, ya no es justificación válida, sobre todo cuando para el ejercicio de este año, se autorizó ya un multimillonario presupuesto, que se supone, debería de estar siendo aplicado.

Hace unos días, ya la diputada local de MORENA, Águeda Salgado Castro, solicitó públicamente desde el Congreso del Estado a la Secretaría de Salud de Veracruz, atender el desabasto de medicamentos e insumos que existe en los hospitales, clínicas y centros de salud de la entidad.

De igual manera, se pronunció por implementar un programa de inventario para conocer las condiciones actuales con que operan todos los nosocomios.

La legisladora de MORENA dijo que a pesar de la gran cantidad de recursos destinados al sector salud de Veracruz, son múltiples los reclamos ciudadanos por la atención primaria que reciben y de manera particular en el sur de la entidad, en dónde, dijo, el gobierno del Estado lo mantiene olvidado como represalia porque en las pasadas elecciones ganó Morena.

La diputada Águeda Salgado presentó el Anteproyecto de Punto de Acuerdo por el que se solicita al secretario de Salud atender el desabasto de medicamentos, vacunas, materiales, instrumentos y aparatos médicos o quirúrgicos, así como implementar un programa de inventario para conocer las condiciones actuales con que operan los hospitales, clínicas y centros de salud en el Estado.

Y es que la presidenta de la comisión de Participación Ciudadana, Gestoría y Quejas recordó que el presupuesto para el ejercicio 2017, para la Secretaria de Salud es superior a los 6 mil quinientos 593 millones de pesos, y de Inversión Pública se contempla poco más de un mil 155 millones de pesos.

Por otro lado, para el Régimen Veracruzano de Protección Social en Salud se destina 7 mil 300 millones de pesos, siendo este el presupuesto más elevado que cualquier otro Organismo Público Descentralizado se le asignen.

Entonces, dinero si hay ahora, lo que no hay es medicinas y una atención de calidad.

Búscanos en Facebook: Miguel Ángel Cristiani G.
En Twitter: @bitacoraveracru
Blog: http://bitacorapolitica.com
Página web: http://miguelangelcristiani.wix.com/news-blog-es